Patrocinadores
acciona
Patrocinadores Técnicos
Grifone
Suunto
PowerBar
Blog
Facebook
Twitter
Menéame
digg
del.icio.us
Technorati
Yahoo! My Web
Morir contentos
¿DE QUE TE ARREPENTIRÁS CUANDO TE MUERAS?
25 enero 2015

¡Te recuerdo que vas a morir! Esto es de las pocas certezas absolutas que tenemos. No sé cuando ocurrirá, pero es muy probable que cuando estés muriéndote, te arrepientas de algunas cosas importantes que has hecho o que no has hecho en tu vida.  Vale la pena pensar un poco en ello, y diseñar lo mejor posible nuestro plan de vida para que nos arrepintamos del mínimo de cosas posibles.

Bronnie Ware era una enfermera australiana que estuvo muchos años trabajando con pacientes que estaban en sus últimas 12 semanas de vida, y grabó y anotó todas las manifestaciones hechas por estas personas antes de morir, publicándolas en un libro titulado "The top five regrets of dying" (Los 5 principales arrepentimientos al morir). Te las recuerdo para que las tengamos en cuenta cada día cuando vivamos el presente y cuando planifiquemos el futuro:

1)    Desearía haber tenido el coraje de vivir mi vida verdadera, no la vida que los demás esperaban de mi

Este era el más común de los arrepentimientos. En el momento de morir reconocían que no habían intentado perseguir casi ninguno o muy pocos de sus sueños. Y ahora tenían que morir sabiendo que ellos eran los principales responsables por sus propias decisiones. Se daban cuenta que deberían haber arriesgado más para poder vivir la vida que realmente querían.

2)    Desearía no haber trabajado tanto

La mayoría pensaba que se había perdido mucho tiempo de calidad con sus hijos o pareja, o para vivir experiencias personales intensas, habiendo dedicado demasiado tiempo ganando dinero para pagar cosas que no eran tan importantes.

3)    Desearía haber sido más valiente para expresar mis sentimientos

Muchos sentían que habían reprimido sus verdaderos sentimientos por comodidad, para evitar el ridículo o tener cualquier conflicto con los demás.  Y esto les había hecho conformar en una existencia más mediocre y alejada de la vida que realmente querían.

4)    Desearía haber estado más en contacto con mis amigos

En los últimos momentos se daban cuenta de la falta de sus amigos, y se arrepentían de no haberlos cuidado más, de no haber sido más generosos, de no haber perdonado más, de no haber solucionado conflictos pendientes, y de no haber pasado más tiempo con ellos.  Todos echan de menos a sus amigos cuando se están muriendo.

5)   Desearía haberme permitido ser más feliz

Sorprendentemente este arrepentimiento era muy común. Se daban cuenta que la felicidad es una elección, y ellos habían estado atados a unos parámetros o costumbres determinados que los habían hecho sentir cómodos, pero alejados de sus verdaderas emociones y deseos. El miedo al cambio y la responsabilidad les hacía vivir lejos de la verdadera felicidad. Una gran mayoría decía que si volviese a vivir, sería más valiente y tomaría más riesgos en este sentido.

Decidme simplista, pero creo que estos cinco arrepentimientos se podrían resumir en uno solo: La mayoría de gente se arrepiente al final de sus días, de no haber asumido la responsabilidad del liderazgo de su vida, y haberse conformado a hacer lo que parecía que le correspondiese o lo que le iba ofreciendo la vida, renunciando a tomar decisiones valientes arriesgadas y sinceras para seguir el camino que realmente hubiese querido.

Tengas la edad que tengas, cualquier momento es bueno para pararse a reflexionar un poco, y pensar de qué cosas te arrepientes ahora mismo de lo que llevas de existencia, y decidir que harás a partir de ahora para cambiar o para alcanzar aquello que pretendes para vivir tu vida, y no tenerte que arrepentir de demasiadas cosas el día que estés a punto de pasar al otro barrio.

 

 

 

 

 

Tags: muerte
Comentarios
Rafel Galán
25 enero 2015
20:44 H
Tots tenim un componen de la nostra vida sumergit en la mediocritat i transitar per aquest a indemne tambè te la seca dosis de valentía. Penedirse del que has fet es tornar a restar temps a la resta de la teva vida, pararse a pensar el que no has fet es construir un nou futur mès motivador i engrescador.
Transita per la vida i disfruta de cada moment i no pensis que podía haber estat millor, de la mort no cal pensar, ja vindrà i serà com tingui que ser, tu poc podràs fer quan vingui, aixó si, viu fins l'ultim alè.
quim morera
25 enero 2015
20:24 H
Hola Albert.

Es muy cierto. Todos solemos decir que nuestro mayor deseo en la vida es ser felices, pero pocas veces actuamos en consecuencia. A veces lo vivimos como un simple deseo.

Ser feliz requiere de esfuerzo y de sacrificio. Saber decir no a muchas cosas.

Es un plan que hay que trazar y seguir a diario. La felicidad no se encuentra. Se construye.
1
¡Participa! Escribe tu comentario
Nombre*:
E-mail:
Escribe el texto de la imagen*:
Comentario*:
* Campos obligatorios
Últimas entradas
Entradas por fechas
2015
2014
noviembre
septiembre
agosto
julio
junio
mayo
abril
marzo
febrero
enero
2013
diciembre
noviembre
octubre
septiembre
agosto
julio
junio
mayo
abril
marzo
febrero
enero
2012
diciembre
noviembre
octubre
septiembre
agosto
julio
junio
mayo
abril
marzo
febrero
enero
2011
septiembre
agosto
julio
junio
mayo
abril
marzo
febrero
enero
2010
diciembre
noviembre
octubre
septiembre
agosto