Patrocinadores
factor energia
Saunier Duval
Patrocinadores Técnicos
Grifone
Suunto
PowerBar
Blog
Facebook
Twitter
Menéame
digg
del.icio.us
Technorati
Yahoo! My Web
Tel tiempo en tus manos
MÉTODO FÁCIL PARA GANAR TIEMPO PARA TI
31 agosto 2014

¿De verdad necesitas ganar más tiempo para tus cosas y sentirte más protagonista en tu vida?...  ¿de verdad?... insisto en la pregunta, porqué si es realmente importante para ti, tienes soluciones muy fáciles para conseguirlo.  Pero si ocurre que sólo es un deseo lejano, para algo que te gustaría sólo si te cae del cielo, y que no es tan prioritaria para ti como para quererla de verdad, olvídate; pues todo tiene un mínimo precio, y sólo uno mismo sabe si es caro o barato, en función del valor que tiene aquello que consigue por este precio.

Ante todo tenemos que saber dónde podemos realmente incidir directamente al gestionar nuestro tiempo.  A lo largo de nuestra vida, tenemos ya un tiempo destinado a unas actividades dónde bien no podemos hacer demasiado, bien no es aconsejable tocar demasiado, o bien no toca aquí profundizar demasiado; pues los occidentales dedicamos, de media, entre 20 y 23 años a dormir, unos 10 a trabajar, entre 1 y 2 a estudiar, de 6 a 7 para comer, unos 3 a transporte y otros 3 a cosas varias que seguro van saliendo en nuestra trayectoria (Enfermedades, temas administrativos, etc).  De aquí resulta que de los 80 años que, más o menos, nos tocará vivir, más de la mitad ya están destinados a tareas dónde cuesta más actuar.  Por ello, debemos tener claro que dónde tenemos capacidad real y efectiva de decidir cómo gestionamos el tiempo es el 45-50% de tiempo restante.  Este es el ‘propio tiempo' sobre el que nos tenemos que hacer directamente responsables.

Seguramente hay muchas formas para gestionar mejor el propio tiempo, pero propongo una muy sencilla, que seguro que te puede funcionar, y que te puede aportar resultados a cortísimo plazo: Activa una combinación diferente del tiempo que dedicas a ser espectador en la vida, y el tiempo que dedicas a ser protagonista.

Haz un cálculo sencillo de las horas que dedicas a ver la tele, a mirar deporte, a leer cosas no esenciales, a ver películas, a mirar revistas de entretenimiento, o a jugar a aquellas cosas que se llaman ‘pasatiempos' (que tienen como objetivo principal, precisamente, hacerte ‘pasar el tiempo'), etc.  Seguro que llegarás a una cifra altísima, que aproximadamente, resumirá todo el tiempo que dedicas, simplemente, a ver cosas que no vives;  a ser un espectador de lo que hacen los demás, pero que a ti sólo te aporta entretenimiento, y ninguna experiencia personal intensa y valiosa.

A partir de aquí, según el grado de ambición que tengas para ganar "tu tiempo", decide qué porcentaje de reducción quieres aplicar a esta cuota de espectador dentro de estos 35-40 años que puedes gestionar de tu vida.  ¡Y ya está! Todas las horas que hagas bascular hacia el lado de ‘protagonista', será tiempo directo que ganarás para hacer tu deporte, para vivir tus experiencias, para leer o escribir cosas realmente interesantes, para aprender cosas nuevas, para viajar, para emprender proyectos, etc.

Cómo ejemplo, imaginad una persona a quien le guste mucho mirar el fútbol.  Si decide reducir el 50% esta parte de espectador en la vida, sin renunciar a lo que tanto le gusta, pero exigiéndose ser mucho más selectivo y sólo mirar los partidos realmente importantes de la temporada, ganará durante el año decenas o centenares de horas para hacer directamente cosas él.  Podrá hacer más deporte (incluso jugar más a fútbol si es lo que tanto le gusta), o dedicarlas a otras cosas por las que antes le faltaba tiempo.  Habrá ganado muchísimas horas de protagonismo en su vida.

Si un ciudadano dedica, de media, 5 años de su vida a mirar televisión, y decide reducir su rol de espectador en un 40% para pasar a ser protagonista en la inversión de este tiempo que hace en este área, habrá ganado directamente 2 años de su vida para él.  Y no son dos años que gana de prórroga al final de sus días, cuando ya está con pocas facultades para disfrutarlos; sino que son 2 años extras que consigue en los mejores momentos de su existencia.  Es un chollo que lo tenemos todos al alcance de nuestra mano.

Y lo mismo se puede aplicar a todo aquello que está destinado sólo a hacernos ‘pasar el tiempo'.  No se trata de dejar lo que a uno le gusta si le aporta placer; sólo se trata de hacer que este placer suba de categoría y se convierta en un bien más valioso, más extraordinario, y deje de formar parte de aquello ordinario que nos roba tantas horas para hacer otras cosas por las que hemos decidido tener más tiempo en la vida.

No todo debe ser tiempo útil y de acción propia en la vida, y todas las actividades descritas son perfectamente válidas.  Pero si a la pregunta del principio hemos respondido con sinceridad, significa que somos mínimamente ambiciosos con como gestionamos el tiempo durante nuestra existencia; y ello nos lleva a tener que ser muy cuidadosos con esta actividad de puros espectadores, y debemos asumir el reto de saber seleccionar muy bien la parte de nuestro tiempo que queremos dedicarle, y la que hemos decidido ser directamente los protagonistas de nuestra película o, incluso, los guionistas de la misma.

Al fin y al cabo, quizás sea que la vida no es tan corta, sino que gestionamos muy mal el tiempo.

Comentarios
¡Participa! Escribe tu comentario
Nombre*:
E-mail:
Escribe el texto de la imagen*:
Comentario*:
* Campos obligatorios
Últimas entradas
Entradas por fechas
2014
2013
diciembre
noviembre
octubre
septiembre
agosto
julio
junio
mayo
abril
marzo
febrero
enero
2012
diciembre
noviembre
octubre
septiembre
agosto
julio
junio
mayo
abril
marzo
febrero
enero
2011
septiembre
agosto
julio
junio
mayo
abril
marzo
febrero
enero
2010
diciembre
noviembre
octubre
septiembre
agosto