POLO SUR 1911-2011
Del 25 de octubre del 2011 al 15 enero del 2012
Find us on Facebook
DOS HOMES, UN OBJECTIU
POLO SUR 1911-2011

Nuestra intención es intentar llegar el 14 de diciembre de 2011 al Polo Sur, y conmemorar una de las grandes gestas de la historia de las expediciones humanas.

¿Porqué esta fecha?

A las tres de la tarde del 14 de diciembre de 1911, el silencio absoluto del extremo meridional del eje terrestre se vio roto por primera vez por el sonido de voces humanas. Dónde el hombre nunca había puesto su planta, Roald Amundsen y sus cuatro compañeros noruegos se felicitaban mutuamente. Eran los primeros en llegar al Polo Sur.

Constituía uno de los grandes logros de la historia de las exploraciones. De todas formas, otro hecho marcó aquel hito con cierta controversia: El británico Robert Falcon Scott, capitán de la Royal Navy, llegó al Polo Sur un mes después de Amundsen, pero ni él ni los demás miembros de la expedición consiguieron sobrevivir al viaje de vuelta. Los cadáveres de Scott y sus cuatro compañeros fueron encontrados el 12 de noviembre de 1912. Un conjunto de calamidades y una peor planificación del viaje hicieron que Scott fracasase allí dónde Amundsen alcanzó el éxito sin demasiadas dificultades.

Scott llegó a la Antártida en el barco ballenero escocés Terra Nova, en enero de 1911. Aquel mismo mes llegó Amundsen a bordo del Fram, a la Bahía de las Ballenas (Unas 60 millas más cerca del Polo Sur que la base de Scott, en Mc. Murdo). Scott consideraba de vital importancia para él y para su país el ser el primero en llegar al Polo Sur, y no le gustó nada la presencia e intenciones de Amundsen, pues lo consideraba desleal al no haber hecho público su objetivo con mayor antelación. Realmente Amundsen había anunciado que preparaba una expedición al Polo Norte todavía virgen, pero al ser alcanzado este por el americano Robert Edwin Peary justo antes de que saliese, cambió de planes y sin anunciarlo, se dirigió hacia la conquista del Polo Sur, todavía nunca pisado por el hombre.

Cuando el 14 de diciembre de 1911 los noruegos alcanzaron los 90º de latitud sur, pasaron tres días allí antes de regresar hacia su campamento base, al cual llegaron el 25 de enero. Tardaron 97 días en ir y volver.

Scott llegó al Polo el 18 de enero de 1912, y encontró allí una tienda con una bandera noruega, y una carta que decía:

"Apreciado Capitán Scott: Como seguramente será usted el primero en llegar aquí después de nosotros, le pediría amablemente de hacer llegar esta carta al Rey Haakon VII. Si usted quiere utilizar cualquiera de los artículos abandonados en la tienda, no deje de hacerlo. También el trineo dejado fuera puede ser de su utilidad. Con mis cordiales saludos, le deseo una vuelta segura. Saludos Cordiales, Roald Amundsen."

Una enorme diferencia estratégica entre las dos expediciones hizo que Scott fracasase dramáticamente y Amundsen alcanzase el Éxito. Amundsen utilizó como transporte, cuatro trineos y perros de raza groenlandesa, liderados por la hembra Etah. Todos los perros estaban perfectamente entrenados, en plena forma física, y Amundsen y sus hombres los controlaban a la perfección. Amundsen sacrificó a dos terceras partes de estos animales antes de llegar al Polo, cuando la carga ya era menor y no los necesitaban, y reservar su carne para el viaje de vuelta. De esta forma disminuía el peso del alimento de los perros, y garantizaba la alimentación de los perros supervivientes.  Evidentemente marcó muy bien el área dónde dejó los perros muertos, para asegurarse que los encontraría de regreso.

En cambio Scott se resistía a utilizar este animal, pues detestaba la idea de sacrificar algunos de los perros para alimentar a los demás. Por este motivo, hizo regresar a los perros cuando la situación empeoraba. Llevaba 3 trineos con motor que pronto se averiaron, y 17 ponis que cargaban sacos pesados con avena para su alimentación, que les hacían hundir en la nieve, y al sudar por todo el cuerpo, la piel se les congelaba. Scott tuvo que ordenar su sacrificio, y tampoco previó bien su localización a la vuelta por si se quedaban sin víveres. Sin animales que le ayudasen, la expedición tuvo que continuar a pie cargando con todo el equipo.

La expedición de Amundsen tenía, además, mejor equipamiento, ropa más potente y mejores alimentos. Estos consistían en una ración diaria de 380 gramos de galletas, 350 de penmican (una comida concentrada, consistente en una masa de carne pulverizada, bayas y grasas), 40 gramos de chocolate y 60 gramos de leche en polvo. Scott también llevaba gran cantidad de penmican, pero no tan rico en grasa como la de su rival, y además, el esfuerzo de tirar de los trineos les requería la ingesta de 5.000 calorías diarias; cosa que los llevó a terminar mucho antes con la comida.

Amundsen había aprendido técnicas de supervivencia de los indígenas de los climas árticos, pues llevaba muchas expediciones a su espalda, cosa que no había hecho Scott. Este último siguió básicamente las indicaciones y consejos de sus predecesores en el Ártico y de sus superiores en la Royal Navy, los cuales no quisieron o no supieron aprender demasiado de los esquimales inuit en sus anteriores viajes.

El primer miembro de la expedición de Scott que murió fue Evans, que se había herido en una caída. Poco después murió Oates, que había perdido la movilidad de un pie por congelación, la cual cosa obligó a sus compañeros a llevarlo cargado. Oates pidió a sus compañeros que le abandonasen, pero ellos se negaron rotundamente. Comprendiendo que era una carga para los demás, abandonó la tienda en medio de una terrible tormenta de viento a -43ºC, pronunciando la célebre frase que lo convirtió en héroe nacional: "Sólo salgo un rato". Nunca volvió. Aquel día cumplía 32 años. Los otros tres miembros nunca encontraron el lugar dónde habían dejado a los ponis sacrificados, para poder usar su carne como alimento, y murieron en la tienda mientras dormían. Scott fue el último en morir.

Mientras Amundsen realizó una expedición eficaz y sin grandes contratiempos, Scott y sus hombres fracasaron por no tener una buena planificación del viaje: La inanición, el agotamiento físico, el frío extremo y el escorbuto (por falta de vitaminas), provocaron la muerte de toda la expedición.

Amundsen Foto cedida por Wikimedia Commons
Cedida por la Biblioteca Nacional Noruega
Cedida per Wikimedia Commons
Cedida por el Scott Polar Research Institute
Cedida por el Scott Polar Research Institute
Foto cedida por Wikimedia Commons
POLO SUR 1911-2011 Powered by: www.albertbosch.info