POLO SUR 1911-2011
Del 25 de octubre del 2011 al 15 enero del 2012
Find us on Facebook
DOS HOMES, UN OBJECTIU
30 diciembre 2011
37
DÍA 61: DÍA HORRIBLE Y HOMENAJE A SHACKLETON
Shackleton (polaris-project.co.uk)

Horas de marcha: 10h - Acumuladas Totales: 415h45'
Km./Día: 21,5 - Acumulados Totales: 983,5 Km. Faltan hasta Polo Sur: 172,7 Km.
Días avanzando: 46 (42 Solo) - Días parado: 15 (0 Solo) - Total Días: 61
Posición: S 88º 33,796'- W 082º 23,020'

Ya veo que este carajo de tierra congelada no me regalará nada hasta el final de todo...

Hoy he desmontado la tienda y he iniciado la marcha con un buen sol, muy poco viento, y una temperatura agradable. Todo prometía una buena jornada con posibilidades de hacer muchos kilómetros. Pero al cabo de una hora y media de viaje, se ha empezado a tapar muy rápido, y en poco tiempo no se veía absolutamente nada. He empezado a navegar a ciegas, sólo sirviéndome del GPS y la brújula, como alguna otra vez, y entonces la temperatura ha comenzado a bajar en picado, el viento ha ido aumentando hasta hacerse muy intenso y, a la vez, arrastrando un montón de nieve.

Con todo esto, que ha durado todo el día, ha sido una jornada horrible. Para poder mirar hacia donde ir cuando estaba totalmente a ciegas, tenía que detenerme cada muy pocos metros y comprobar el rumbo con la brújula constantemente y con el GPS de vez en cuando. Y con estas paradas y la manipulación de los aparatos, me he quedado congelado del todo varias veces. A menudo he tenido que hacer ejercicios de reanimación para las manos, porque las tenía heladas del todo y sufría por posibles congelaciones. Ha sido el día en que he sufrido más frío durante la ruta de toda la expedición. En un momento dado, el viento lleno de nieve y el frío eran tan intensos, que he decidido detenerme y montar la tienda, pero al momento me he dado cuenta de que el mismo frío y viento me complicarían mucho la operación, y he decidido continuar como pudiera un buen rato más, para tratar de parar cuando las condiciones fueran más llevaderas, pues al menos moviéndome por la propia marcha con el trineo, mantenía cierta temperatura.

Al final he hecho la jornada completa, pero sólo pudiendo avanzar 21,5Km., aunque dadas las circunstancias, ya lo doy por bueno. Montar la tienda ha sido otra odisea, pues el viento intenso me lo ha dificultado mucho, se me llenaba todo de la nieve que arrastraba el viento, y los dedos de las manos se me congelaban en cada movimiento que hacía.

Con esta jornada si que ya doy por consumido el 'comodín' que me reservaba respecto a mi particular cuenta atrás hasta el Polo Sur, iniciado el día de Navidad. Preveía llegar el día 3 de enero, y ya lo muevo al día 4, quedándome 6 días con la etapa de mañana (día 30), si no continúa este mal tiempo. Si la meteorología se complica, quizás sufriré mucho para llegar, pues yo llevo comida suficiente para comer bien durante 7 días, y apurando con restricciones determinadas, hasta 9-10 días.
-------------------------------------

HOMENAJE A SHACKLETON

Quizás el sufrimiento de hoy era una especie de homenaje a un hombre que ha sufrido mucho por estas tierras, e hizo de la superación de las dificultades un ejemplo de liderazgo estudiado y admirado en todo el mundo.

Hoy he pasado por el grado 88º 23'. Y esta fue la latitud máxima que alcanzó Ernest Shackleton en su expedición al Polo Sur, denominada 'Minrod' en 1909. Y fue el punto más cercano al Polo nunca pisado por un hombre, hasta que en 1911 lo sobrepasó Roald Amundsen en su exitosa conquista del Polo Sur.

Con las dificultades que he tenido yo en la etapa de hoy, pensaba que ciertamente no se puede dar nunca por alcanzado un objetivo, hasta que uno no lo tiene en firme en el bolsillo. Hoy he pringado mucho, y vete a saber lo que me puede pasar los siguientes días. Estamos en uno de los lugares más extremos del planeta, y todo es imprevisible aquí. Y si no, decírselo a Shackleton, que en el mismo punto donde me encuentro yo, y teniendo casi a su alcance la posibilidad de ser el primer hombre del mundo en llegar al Polo Sur, tuvo que renunciar y abandonar.

Realmente Ernest Shackleton fue uno de esos exploradores y aventureros absolutamente admirables. Es curioso que sus hazañas hayan pasado a ser de las más conocidas de todas las expediciones polares, y un gran ejemplo de liderazgo y gestión de los momentos críticos, aunque él nunca logró el objetivo.

Quizás aquí valdría la pena reflexionar el concepto de la ambición que lleva a los hombres a plantearse grandes objetivos, pues tenemos tres ejemplos aquí mismo, que muestran tres modelos totalmente diferentes, con resultados, evidentemente, también radicalmente dispares:

1) Roald Amundsen: Su ambición de alcanzar la gloria en una gran expedición polar le lleva a renunciar a su gran y primer objetivo, el Polo Norte, al saber que un americano lo había conquistado el año anterior. Se dirige al Polo Sur, preparando la aventura con una meticulosidad absoluta, y con el convencimiento de que tenía una experiencia acumulada de primer nivel que le daba muchas garantías de éxito. La ejecución del plan fue casi perfecto, consiguió un gran éxito y nadie de su equipo salio perjudicado.

2) Ernest Shackleton: Ambicioso de grandes proyectos de aventuras, montó diferentes expediciones a los polos. Una es la mencionada, la 'Minrod', con el objetivo de ser el primer hombre en llegar al Polo Sur. No llega, pero todo el mundo vuelve sano y salvo. En 1914 organiza otra expedición llamada 'Endurance', con el objetivo de circunnavegar la Antártida en barco, pues el Polo Sur ya había sido conquistado. Tampoco lo consigue al quedar su barco atrapado en el hielo, pero la gestión de la crisis y la manera en que lideró a un grupo de hombres destinados a la muerte, la salvación de todos sin excepción, la han convertido en una de las historias más épicas e inteligentes de la historia de las expediciones. Él tenía mucha ambición, pero nunca hasta el punto de sacrificar inútilmente cualquier vida humana. Lo demostró en 1909 dando la vuelta a la latitud donde me encuentro yo ahora mismo, y en 1914-1916, dándolo todo de manera muy inteligente y entregada para salvar a todo su equipo.

3) Capitán Scott: Tiene una ambición ciega para conseguir ser el primer hombre en llegar al Polo Sur. Le falta parte de la experiencia polar de Roald Amundsen, pero tiene muchos asesores de expediciones anteriores. Se ve especialmente presionado al ver que Amundsen, inesperadamente, también intentaba conquistar el Polo Sur el mismo año que él. Planifica su proyecto con muchos errores, gestiona mal ciertas decisiones, tiene problemas inesperados con diferentes temas, pero él nunca da media vuelta, cegado por llegar al Polo el primero. Al final sí que llegó, pero Amundsen se había anticipado. Y fruto de la mala gestión de sus recursos, y una poca o nula previsión del viaje de vuelta, él y todos sus acompañantes hasta el Polo, murieron antes de volver a llegar a la costa Antártica.

La ambición es fundamental para afrontar cualquier proyecto importante en la vida. Es el motor que hace luchar a fondo para poder alcanzar el objetivo y superar todos los obstáculos que, lo más seguro, uno se encontrará por el camino. Pero como todos los conceptos extremos, hay que saber gestionarlos muy bien, porque en vez de ser motor para avanzar no se convierta en un atajo hacia el fracaso más estrepitoso.

 

Endurance (Wikimedia Commons)
E. Shackleton (Wikimedia Commons)
Comentarios
andreu
31 diciembre 2011
17:21 H
no explicas que es el de la foto....esta viu o mort?

Al principi pensaba que era un cadaver que t´havies trobat congelat per el cami....


marga
31 diciembre 2011
11:50 H
Estimat Albert, a punt de començar un nou any carregat de crisis, amb un neguit latent i general en un món recarregat....sembla que inevitablament tots en fugim per fixar-nos en tu, la teva soledat, el viatge a Itaca, en la immensitat del gel. Sembles el profeta que ens dona l'exemple a seguir!!!!! Esforç, coratge, il.lusió, optimisme, valentia, soledat.....Ànims!!!!! Ho tens....resisteix! Des d'aqui compartirem l'arribada de l'any nou amb tu i cridarem tant que ens sentiràs.....
rut
31 diciembre 2011
11:27 H
Hola Albert!
Espero que el vent del 2012 escampi totes les boires i et faci el camí més fàcil.
Endavant i una abraçada Shackleton del segle XXI!!
Rut
ramon
31 diciembre 2011
09:34 H
bon dia albert
el ultim d´aquest any de canvis i lliçons,supos que aquest final ens inspira a tots ja que avui he aprés moltes i noves coses.Els lectors/escriptors del blog cada dia ho fan millor i més entranyable com si empesos per el teu esforç treguessin el millor de si mateixos.Doncs només em queda a dir vos gracies a tots i bon any,i a tu albert encara que no t´ho desitjo podries continuar la ventura i fer el camí inversa ! ja que sens dubte la teva gesta ens conecta amb el més preuat de nosaltres:la dignitat.
Lluís Manuel
31 diciembre 2011
06:48 H
Crec que els aventurers més admirats son els grans gestors emocionals com tu, que ja saps que arribis on arribis, ja has conquerit els pols d'un munt de cors que bateguen en cadasquna de les teves passes (i els que conqueriràs!).Els notes oi?
SOM_HI ALBERT QUE JA ENS QUEDA POC!!!!!
Arbreçada i Bategs Solars!
Bon Dia
1
2
...
8
»
¡Participa! Escribe tu comentario
Nombre*:
E-mail:
Escribe el texto de la imagen*:
Comentario*:
* Campos obligatorios
POLO SUR 1911-2011 Powered by: www.albertbosch.info